Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

FUE HOMENAJEADO TRAS EL ATLETI-ESPANYOL

El 'hasta pronto' del Wanda Metropolitano al eterno capitán

Nuestro ex jugador vivió una bonita jornada recordando sus mejores momentos en su etapa en el club y recibiendo el cariño de sus compañeros y aficionados.

Este sábado Gabi pudo disfrutar de un emotivo homenaje por parte de nuestro club y de los seguidores rojiblancos en el Wanda Metropolitano. El Atlético de Madrid quiso reconocer a su histórico capitán los dieciocho años de trayectoria en la entidad.

  Temp. 18-19 | Atlético de Madrid - Espanyol | Homenaje Gabi

Los actos comenzaron a las 13:15 con la visita del centrocampista a una exposición que recogía, a través de 14 imágenes, los mejores momentos de su exitoso legado. Gabi, además, firmó autógrafos y se fotografió con los seguidores en la fan zone noreste frente a la puerta 30 del estadio.

Tras el encuentro contra el Espanyol, nuestro estadio recibió en el césped al madrileño a través de un pasillo que hicieron sus antiguos compañeros. La primera plantilla, junto al cuerpo técnico, le llevaron al centro del campo, donde pudo disfrutar de un conmovedor vídeo que repasaba sus etapas como jugador colchonero.

A continuación, los cuatro capitanes de la temporada 2018/19, Godín, Koke, Griezmann y Juanfran, le entregaban una camiseta con el número 14 y las firmas de todos los futbolistas. Godín cogía el micrófono y le dedicaba unas palabras a su compañero: “Has sido un ejemplo para todos nosotros dentro y fuera del campo. Has llevado los valores que representan a todas las personas que están aquí y a las que no están. Hemos ganado muchos títulos, pero en lo personal me llevo tu amistad. Gracias capitán, gracias amigo”.

La Peña Atlética Leganés Gabi Fernández y la Peña La Rambla de Córdoba quisieron entregarle una gran bandera rojiblanca con el número 14. Gabi quiso ondearla en conmemoración a aquella comunión que vivió con la grada cuando el equipo ganó la Copa del Rey en el Santiago Bernabéu.

Adelardo, Tomás Reñones, Antonio López y Fernando Torres quisieron estar presentes en el día de hoy acompañándole, otorgándole el brazalete. En esta ocasión, fue ‘El Niño’ el que le dijo: “Creció en la cantera del Atlético de Madrid. Tuvo que salir, nunca se rindió y luchó para volver, hasta convertirse en el pilar fundamental para vivir este momento que todos vivimos en el Atlético de Madrid. Capitán dentro y fuera del campo, siempre con algún consejo y con las palabras adecuadas. Aquí tienes tu casa, todos los sabemos. Eres el eterno capitán. El capitán de todos los capitanes. Todos te elegiríamos para que fueras el capitán de nuestro equipo. Disfruta de esta nueva etapa, pero vuelve pronto”.

Como no podía ser de otra manera, 150 niños de la Academia del club, de donde salió este gran jugador, saltaron al campo para despedirle portando balones gigantes con los colores de la institución. El capitán inició su intervención refiriéndose a ellos: “Os quiero decir que, aunque no lo parezca, los sueños se hacen realidad. En mi caso, más que un sueño, estar con mis hijos y que me vean capitán del Atlético de Madrid, estar con vosotros, es un orgullo”.

Gabi prosiguió diciendo: “El Atleti es mi vida, mi manera de vivir, mi manera de trabajar. No hemos ganado siempre, pero siempre hemos dado lecciones de vida y por eso estoy orgulloso de formar parte de este gran club. 18 años en las que he vivido experiencias buenas y no tan buenas, pero de todas he aprendido. Lo que me ha enseñado el Atlético de Madrid es que une”.

Nuestro ex futbolista cerró su discurso comentando: “Podría estar toda la noche nombrando compañeros, pero quiero mencionar a cuatro: Juanfran, Koke, Godín y Antonio López. No bajéis los brazos, seguid luchando. Gracias por sujetarme fuerte el brazalete bien alto. Dentro de poco volveré para seguir ayudando a este club que me ha dado todo y al que debo la vida”.

Para finalizar el homenaje, dio una vuelta de honor con el resto del equipo y se despidió de la afición atlética. Abandonó el terreno de juego a través del mismo pasillo por el que entró, integrado por sus ex compañeros y amigos y arropado por una afición que nunca olvidará a su eterno capitán.